La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), emitió una alerta sanitaria para los vapeadores en todas sus modalidades debido a que ocasionan graves daños a la salud.

Por medio de un comunicado conjunto con la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), la dependencia sanitaria detalló que estos “productos emergentes” se dividen en dos categorías: los cigarros electrónicos (E-cig), también conocidos como vaporizadores, y los productos de tabaco calentado.

La dependencia advirtió que todos estos dispositivos son dañinos para la salud, derivados de sus compuestos carcinógenos, sustancias tóxicas y emisiones en forma de aerosol. Dichos productos, expuso, contienen niveles importantes de metales como cadmio, níquel, plomo, entre otros.

Las comisiones resaltaron además que un cartucho con 5 por ciento de sal de nicotina es equivalente a entre uno y tres paquetes de cigarrillos; concentración que tiene efectos adversos a largo plazo en el desarrollo del cerebro de niños, niñas, adolescentes y fetos en formación.

Como parte de la alerta, las autoridades sanitarias señalaron tres principales tipos de daños a la salud asociados con estos productos, los cuales son:

  • Daños respiratorios por la inflamación del tejido pulmonar, causando padecimientos como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), asma y cáncer.
  • Daños cardiovasculares por los cambios en la circulación sanguínea, los cuales pueden causar arterioesclerosis e infartos al corazón.
  • Daños mutagénicos que aumentan el riesgo de cáncer y alteraciones a nivel reproductivo, como disfunción eréctil.