De acuerdo con la Secretaría de Salud del Gobierno de México, el cierre de fronteras y la cancelación de vuelos procedentes de países en los que se han identificado las variantes de SARS-CoV-2 no tiene utilidad técnica debido a que no contiene la nueva variante de COVID-19, ómicron.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, indicó que el cierre de vuelos provenientes de Sudáfrica no resuelve nada porque existen otros países desde los que la variante podría llegar al país.

Indicó que, incluso la ONU y la OMS han recomendado no cerrar fronteras terrestres, marítimas ni aéreas.

“Las medidas de restricción no tienen utilidad, no es una opinión personal, tampoco es una posición exclusiva del Gobierno de México, esto se sabe en la comunidad de salud pública”, indicó.

Aseguró que desde octubre ya se habían documentado casos de la variante ómicron en países como Nigeria por lo que la OMS ya recomendó hacer búsquedas retrospectivas para saber cuándo inició la variante.