Al menos 127 periodistas en activo murieron en los últimos tres meses a causa del COVID-19, muchos tras cubrir la pandemia y casi la mitad de ellos (62) en Latinoamérica, informó la ONG Campaña Emblema de Prensa (PEC).

En Europa fueron 23 los decesos, 17 en Asia, 13 en Norteamérica y 12 en África, de acuerdo con la organización, que suele recopilar datos de ataques a la profesión periodística, precisó en un comunicado.

Al menos dos tercios de estas muertes estuvieron directamente relacionadas con la actividad periodística de los fallecidos, señaló la ONG, para subrayar que la cifra real de profesionales de comunicación muertos en la pandemia podría ser mayor, ya que muchos casos no fueron registrados.

Por países, Perú fue el país del mundo con más víctimas confirmadas (15), seguido de Brasil y México (13 cada uno) y de Ecuador y Estados Unidos, ambos con 12 fallecidos.

En Europa, el continente con más decesos totales por COVID-19, se confirmaron las muertes de cinco periodistas en Rusia y otros tantos en Reino Unido, así como tres en España.