El presidente estadounidense, Joe Biden, confirmó que las tropas de combate de Estados Unidos dejarán Irak a final de año, aunque permanecerá en el país un número indeterminado de soldados para asesorar y entrenar al Ejército iraquí.

“No vamos a estar a final de año en una misión de combate (en Irak)”, dijo el mandatario estadounidense en declaraciones a la prensa en el Despacho Oval de la Casa Blanca y en presencia del primer ministro iraquí, Mustafa al Kazemi.

Biden explicó que Washington mantendrá tropas en Irak para asesorar y ayudar al Ejército iraquí.

“Estamos comprometidos con nuestra cooperación en materia de seguridad. Nuestra lucha contra el Estado Islámico (EI) es vital para la estabilidad de la región y nuestra cooperación contra el terrorismo continuará mientras entramos en esta nueva fase”, prometió Biden.

No especificó, sin embargo, el número de efectivos que se quedarán en Irak para continuar la lucha contra el EI y para hacer frente a las milicias chiíes aliadas con Teherán y que, en los últimos meses, han incrementado sus ataques contra tropas estadounidenses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here