Rafael Lulet

A nivel internacional el Tequila es un referente de México, acaparando gustos por encima de otras bebidas, reconocido a nivel mundial como un producto inigualable, producido por manos mexicanas, pero poco saben el tipo de proceso el cual debe de llevar a cabo para su destilado, derivado del agave azul, identificándose como una gran piña, que después extraída de la tierra, se procede a su fermentación y posteriormente a la destilación, antes era conocido en la antigüedad como vino de mezcal, y el sabor o su refinamiento depende del tiempo de almacenamiento para generar con ello su maduración, dicho producto cuenta no solo con la protección de marca sino de la denominación de origen en el sentido de propiedad intelectual. 

Otra bebida que compite con el Tequila en nuestro territorio nacional y que no tiene mucho estarlo haciendo a nivel internacional, es el Mezcal de Oaxaca, exportándose a 64 países, colocando a Estados Unidos como el principal consumidor de este producto, caracterizándose no solo por su sabor sino también por el tipo de proceso de manera artesanal, existiendo más de 80 diferentes tipos de marcas, derivadas de las 500 fábricas productoras, también cuenta con su respectiva denominación de origen protegiéndolo de las posibles copias y asegurando al consumidor ser el original hecho en el estado oaxaqueño, para no caer en la clandestinidad.

Tenemos de igual manera al mezcal sonorense, llamado como “Bacanora”, bebida típica de la sierra de Sonora, usado en la antigüedad en rituales y como medicamento, su nombre proviene de la lengua ópata, de raíz etimológica “baca”, carrizo y “nora”, ladera, o sea, “Ladera de carrizo”, atribuido a un pueblo de la región nombrado de la misma manera, de donde se presume es procedente inicialmente, al igual como el Tequila, proviene de un tipo de agave, pero dicha planta no solo se explotaba para crear el destilado sino se aprovechaba para muchos otros usos, entre ellos como alimento teniendo alto un valor proteico, y usado también como medicina estomacal.

El proceso de producción del Bacanora, es llevado a cabo de manera artesanal, siendo el mismo desde sus inicios, donde se cava un hoyo profundo en la tierra forrado con piedras, dejando un espacio en el centro llenándose con leña, prendiéndose fuego hasta ver el rojo vivo, cuando termina de consumirse, se aprovecha el calor y se agrega ramas y tierra, así toda la noche, manteniendo la misma temperatura, ya posteriormente el horno se usará para realizar el destilado del licor. Como se puede observar el gran conocimiento sobre las plantas de la población de esa zona del territorio mexicano.

Desde el año 2000, tiene el Bacanora la denominación de origen y actualmente tiene más de 1 mil fábricas entre grandes y pequeños productores de dicha bebida, y después de tantos problemas generados por la prohibición en algún momento, ahora, está lista para competir con otros tipos de mezcales mexicanos entre ellos, el Tequila y el de Oaxaca, y abrirse camino a la exportación a nivel mundial en donde su sabor y consistencia le rendirá buenos frutos así como aceptación en los diversos mercados, eso, no hay duda.

En Sonora existe, una organización civil de Mujeres denominada “Asociación de las mujeres y maguey de México, apítulo Sonora, A.C.”, dedicadas a la producción y comercialización del Bacanora, capacitando a las mujeres sonorenses en la fabricación de dicha bebida, generando proyectos productivos sustentables y con ello empleos que puedan ayudar a sus familias, manejando como marca “Xesewi”  en sus diferentes presentaciones y el de “Desbocado”, este último siendo su presentación estrella, teniendo a Laura Espinoza, como su dirigente principal, y a quienes pueden contactarlos a través ya sea vía Linkedin para pedir más referencia de los productos hechos por la Asociación de Mujeres Productoras o realizar pedidos, al igual pueden hacerlo a través de su teléfono 6623.407964, o en email: Laurabacson@yahoo.com.

Es importante señalar, no solo el Bacanora como una gran bebida del nivel del Tequila o del Mezcal oaxaqueño, y como producto mexicano impulsarlo para colocarlo a nivel mundial y con ello poner el nombre de nuestro país en alto, sino también, los proyectos detrás de este, generando empleo a mujeres de la comunidad para llevar dinero a sus familias, eso, es lo más importante detrás de esta gran bebida ancestral y mística.