Dos de los tres tripulantes de la estación espacial que China está construyendo completaron su primera misión extravehicular, durante la que instalaron “amortiguación y adaptadores para el brazo robótico” externo, entre otras tareas.

A través de un comunicado publicado hoy en su página web, la Agencia Espacial de Misiones Tripuladas (AEMT) de China informó de que los encargados de realizar estas operaciones fueron los astronautas Zhai Zhigang, el más experimentado del equipo, y Wang Yaping, quien se convirtió así en la primera mujer china en realizar un “paseo espacial”.

Según la fuente, la misión se completó “con éxito” a las 01.16 hora de Beijing de hoy (17.16, hora GMT de este domingo) tras seis horas y media en las que los cosmonautas “completaron tareas como la instalación de la amortiguación y los adaptadores del brazo robótico y probaron las típicas acciones fuera de la cabina”.

La AEMT explicó que los “taikonautas” (como se conoce en chino a los astronautas, derivado del mandarín ‘taikong’, “espacio exterior”) estuvieron en contacto con el control de Tierra durante su salida de la estación espacial Tiangong (“palacio celestial”).

Zhai y Wang, junto a Ye Guangfu -el novato de la expedición, que permaneció operando en el interior en esta ocasión-, llegaron a la Tiangong el pasado 16 de octubre, a bordo de la nave Shenzhou-13.