• Incluir de manera consciente el consumo diario de granos, verduras, frutas, productos lácteos y proteínas, nos permitirá disfrutar de una alimentación equilibrada 

(AMINES).- Modificar pequeños hábitos alimenticios pueden ayudarnos a evitar problemas de sobrepeso, insomnio, estrés, fatiga, estreñimiento, ansiedad, cansancio y hasta mal humor. “Que tu alimento sea tu medicina, y tu medicina sea tu alimento»; así lo dijo el padre de la medicina, Hipócrates y, lamentablemente, en la actualidad somos muy pocas la personas que comemos con un conocimiento reflexivo del valor nutricional de todo aquello que consumimos. 

Saciar el hambre no es alimentarse, más bien es una conducta que deriva de los hábitos transmitidos en la familia, la escuela y nuestro entorno social, convirtiéndose en la base desde la cual decidimos seleccionar qué alimentos habremos de ingerir, cómo los vamos a preparar y en qué cantidades las vamos a comer. 

Incluir de manera consciente el consumo diario de granos, verduras, frutas, productos lácteos y proteínas, nos permitirá disfrutar de una alimentación equilibrada, lo que en consecuencia habrá de repercutir de forma favorable en nuestra salud. 

Además de que, alimentarnos sanamente, nos ayuda a tener la energía necesaria para que nuestro organismo funciones correctamente. Se debe de tener presente que las necesidades calóricas de cada persona son muy diferentes, por ello contar con la opinión de un licenciado en naturopatía o un nutriólogo, resulta imprescindible. 

En el ranking de la buena alimentación podemos encontrar los alimentos más importantes para el ser humano, los cuales, consumidos de manera natural, resultan indispensables para fortalecer nuestro sistema inmunológico y poder hacer frente a enfermedades como la que produce el Covid-19 

En esta lista destaca el ajo, considerado un antibiótico natural y un alimento con insuperables propiedades medicinales, del cual se han estudiado por lo menos 2 mil componentes activos, demostrando la gran aportación que hace para mantener nuestro cuerpo fuerte y sano. 

La zanahoria es una hortaliza que deberías de comer diariamente. Su alto contenido de fibra nos ayuda a prevenir el estreñimiento, además de que ayuda a disminuir las molestias gástricas y el exceso de acidez. 

Al incluir huevos de gallina en nuestra dieta diaria, estamos asegurando el aporte de todos los aminoácidos esenciales que requiere nuestro cuerpo, además de que son una importante fuente de vitamina A y fósforo, indispensable para dar fortaleza a nuestros huesos. 

Una importante fuente de proteína vegetal, son las lentejas, que también son ricas en hierro, potasio, fósforo y calcio. Por su alto contenido de fibra, son esenciales en cualquier régimen para el control de sobrepeso.  
Como buenos mexicanos no podemos omitir hablar del maíz, un alimento que ha demostrado la gran aportación que hace para fortalecer nuestro cerebro. Por su gran contenido de vitamina B, es perfecto para estimular el buen ánimo, tranquilizar los nervios y favorecer la función cognitiva. Este alimento originario de México, es indispensable en la dieta de las mujeres embarazadas, ya que proporciona una importante cantidad de folato, lo que contribuye al óptimo crecimiento de los bebés en gestación.