El Fiscal General de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre, informó que la explosión de una camioneta en el Municipio de Irapuato se debió a que le arrojaron dos granadas.

Señaló que no se trató de un coche bomba como se especuló en un inicio.

El vehículo se encontraba estacionado en la Calle Manuel Acuña de la Colonia 5 de Septiembre.

La explosión aconteció ayer por la noche, de acuerdo con el Fiscal.

Según versiones de vecinos, hombres armados a bordo de un vehículo se acercaron a la unidad y lanzaron granadas.