La caminata por la paz, encabezada por Javier Sicilia y la familia LeBarón, arrancó en Cuernavaca, Morelos.

Cientos de personas, la mayoría integrantes de las familias LeBarón y Langford, pero también víctimas de la violencia en el País, arribaron a la glorieta de la Paloma de la Paz, en respuesta al llamado que hizo el poeta.

El primero en llegar fue Adrián LeBarón, quien organizó la llegada de sus familiares, entre ellos Jay Ray, padre de Dawna Langford, quien fue asesinada junto con dos de sus hijos, Trevor de 11 años y Rogan de 2.

“Venimos con el fin de animar al pueblo a que se levante, que no haya impunidad, que la gente tome su papel”, comentó Ray, quien llegó desde Bacalar, Quintana Roo.

Sicilia reiteró que no se busca dañaban la investidura presidencial, pero urgió retomar la agenda de la justicia transicional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here