Ciudad de México (Agencia Mexicana de Información de la Salud). – A los 85 años de edad fallece el escritor mexicano Antonio Velasco Piña, abogado, historiador, novelista, ensayista, pedagogo y activista guerrerense, quien desde muy joven se interesó en el estudio de la Cultura Prehispánica de los pueblos Mayas y Mexicas, principalmente.

Después de despedirme de mi querido hermano Antonio Velasco Piña, esta mañana, cayó una flor a mis pies. Le tomé una foto. Horas después, lo acompañó en su tránsito a otra vida. Fue un privilegio conocerte, gozar de tu amistad y haberte dado el último adiós. Buen camino, querido Toño”, escribió en su cuenta de Instagram la escritora Laura Esquivel.

Después trascendió que el domingo 27 de diciembre Antonio Velasco Piña se encontraba en casa de la escritora Laura Esquivel. Estaba viendo una película, se levantó y se retiró a su habitación. Más tarde se supo que había fallecido.

La novela “Regina, 2 de octubre no se olvida”, que se convirtió en bestseller en 1987, permitió el reconocimiento nacional e internacional de Velasco Piña, autor de 14 libros con un estilo literario difícil de distinguir entre el relato, la novela y el ensayo histórico, pero que sin duda ofrecen al lector una perspectiva distinta.

El doctor David Eduardo Hidalgo Ramírez, presidente en México de la Confederación Mundial de Medicina Integrativa, Tradicional, Complementaria y Educación en Salud (Cofemites), destacó la importante labor impulsada por Antonio Velasco Piña, quien junto con el exdiputado César González Madruga, hicieron posible la realización del Primer Foro Internacional por los Derechos de la Madre Tierra, lo que más tarde permitió que en la Ciudad de México se aprobara la Ley Ambiental de protección a la Tierra, única en el mundo, por incluir los derechos de la Madre Tierra.

El activismo realizado por Velasco Piña fue determinante para la creación del Consejo de Sabiduría Ancestral, lo que ha permitido rescatar del olvido el conocimiento y sabiduría de los pueblos originarios de México, agregó Hidalgo Ramírez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here