El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este lunes que sus opositores están “exagerando” respecto a los hechos de violencia que ocurrieron en diversos puntos del país en los últimos días, principalmente en el norte del país.

Están exagerando nuestros adversarios (…) Está como montado, es propagandístico. No hay ningún problema mayor, pero sí quieren agarrar esa bandera de la violencia”, apuntó el mandatario durante su rueda de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

López Obrador afirmó que en Baja California, donde el fin de semana se registraron quemas de autos y bloqueos de avenidas “hay detenidos”, pero no quiso adelantar más.

Señaló que el jueves por la tarde viajará al norte del país debido a estos hechos.