El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, reconoció este jueves la “creciente presión” que afronta México por la llegada de migrantes, en declaraciones tras su visita al país.

México se encuentra hoy bajo una creciente presión con la llegada continua de personas con necesidades distintas y cada vez más complejas a sus dos fronteras”, declaró el funcionario internacional, según un comunicado de Acnur.

El italiano visitó tres días México, donde encontró que las solicitudes de asilo han sobrepasado las 116 mil en 2021, lo que ya es 46 % superior a 2019, el año que tenía el mayor registro.

El alto comisionado prometió que la Acnur “continuará apoyando” al citar que la agencia tiene un programa de integración local y de reubicación del sur al norte del país que ha beneficiado a más de 14 mil personas refugiadas.

Este programa, implementado “con éxito” en once ciudades del centro y norte de México, se podría ampliar a personas con una regularización migratoria alternativa al asilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here