• Sazonado con una mezcla de sabores, olores y productos exóticos que conquistarán tu paladar 

Marta Obeso 

El 8 de diciembre de 1943, Don Eleuterio Hevia Rodríguez se despertó con la idea de preparar un cordero al horno para celebrar el santo de su amada Concepción. Ese día se levantó temprano y fue al Mercado de San Juan, en donde para lo único que le alcanzó fue para un cabrito.  

Con 36 años de edad y dos pequeños hijos, el dueño de la cantina del Hotel El Correo Español agasajó a la madre de sus hijos. Al día siguiente llevó a la cantina lo que sobró del cabrito. Ese día un funcionario de lo que era el Departamento del Distrito Federal, cliente asiduo de la cantina, pasó a tomarse unos tragos, fue entonces cuando Don Eluterio le ofreció algo del manjar que había preparado para consentir a su esposa. 

“Quiero que me prepares lo mismo para el próximo sábado. Vendré con 6 personas”, pidió el comensal quien quedó maravillado con el exquisito sabor de ese delicioso platillo. Precisamente fueron esas 6 personas las que no dejaron de hablar de la receta de Don Eluterio, bautizando como “El Cabrito del Correo Español”. 

Este tradicional restaurante en la Ciudad de México celebra su 77 aniversario, en una época de retos que enfrentan los dueños de restaurantes frente a la pandemia por COVID19. Dando cumplimiento a los lineamientos que establecen las autoridades, El Correo Español a implementado los protocolos de sanidad que permiten reducir el riesgo de contagio del virus SARS-Cov-2, rescatando la tradición que se ha mantenido a lo largo de 4 generaciones. 

Ubicado en el número 30 de la Calle de Peralvillo en la colonia Morelos, por casi 8 décadas, El Correo Español ha deleitado el paladar de chicos y grandes, convirtiéndo en un verdadero manjar la carne magra y jugosa del cabrito.  

Ya sea la pierna, riñonada o cabeza; acompañado con tortillas de harina y la especial salsa habanera, El cabrito del Correo Español marcará ese momento especial en compañía de amigos y seres queridos. 

Políticos, artistas, deportistas, periodistas, turistas de México y del mundo han visitado este emblemático lugar de la Ciudad de México para deleitarse con el sabor del cabrito horneado, en una mezcla de una receta asturiana, con “… una mezcla de sabores, olores y productos exóticos sazonados con la dulzura y amor”. 

Acompañado con un buen vino o una jarra de clericot, El Cabrito del Correo Español, es por mucho, el mejor que he probado en México. Igual de suculenta es la paella y una gran variedad de platillos mexicanos que ofrece la carta de este lugar emblemático. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here