• Muestra el Ganso perversidad en Michoacán y pide a jóvenes conformarse, no superarse

Miguel A. Rocha Valencia

De manera cínica el mesías tropical mostró su desprecio por la vida de los mexicanos cuando anunció que ahora sí ayudaría a los habitantes de Michoacán. Lo dijo luego de más de 400 asesinatos en la zona caliente; 214 en lo que va de este año; en 2020 fueron sólo 84, caliente producto de masacres y enfrentamientos entre pobladores y sicarios y más de 22 mil desplazados que pudieron escapar de las comunidades sojuzgadas por los criminales.

No tuvo recato el profeta de la 4T para decir que ya nada le impedía ayudar a los michoacanos. Parece que el obstáculo era un gobernador que no se arrodilló ante él, que le reclamó apoyo y prefirió “guardar” a los soldados en los cuarteles antes que mandarlos en auxilio de los pobladores de Aguililla secuestrados durante meses por sicarios, como tampoco lo hizo con los de Buena Vista o Tepalcatepec. La inacción de la autoridad condenando a la muerte lo mismo a policías estatales que a civiles que sí enfrentaron a los sicarios.

La Guardia Nacional, se escondió; sus 127 elementos no hicieron mella ni tampoco se sumaron al combate de los criminales.

Eso no le importó al caudillo de Tepetitán, quien hoy cínicamente anunció apoyos de todo tipo hasta por 27 mil millones de pesos, incluyendo la nómina no pagada al magisterio para que desbloqueen vías después de tres meses donde las pérdidas superaron los cuatro mil millones de pesos, así como escasez de refacciones, medicamentos y demás.

Y hasta dijo que el mismo gobernador de Morena, a quien el ex Silvano Aureoles acusó de llegar al cargo apoyado por cárteles del crimen que incidieron directamente en las elecciones, tan es así, que ahora también luego del anuncio del mesías, se replegaron, pero no abandonaron la zona, en una acción que también refleja la existencia de “un diálogo” entre gobierno federal, los asesinos, productores y traficantes de drogas.

Una semana, la anterior, de revelaciones desvergonzadas que muestran el real rostro del oráculo olmeca que habita Palacio Nacional, mentiroso por contumacia y sabedor de lo que quiere oír el “pueblo bueno”, pero que no hará, salvo intentar comprar su silencio y adhesión con dinero que generan quienes trabajan, los aspiracionistas que buscan una mejor vida, pero a quienes desde su púlpito mañanero fustiga y condena todos los días.

Porque a pesar de que es gracias al esfuerzo de superación de esos mexicanos que representan todo lo que no es él, que el país sigue en pie, les dice que no se esmeren en la superación, que se conformen con lo necesario y no tener más porque es malo superarse.

Para un sujeto que toda su vida vivió del erario público, de la extorsión y el chantaje es fácil decirlo, más en un sujeto que a duras penas logró un grado académico por obra de la misericordia de algún rector de la UNAM que le regaló el título, de maestros que se cansaron y decidieron otorgarle un seis para terminar la carrera.

Porque quien gobierna al país, muestra todos los días los contrates del vividor de la política, del presupuestívoro que alimenta su ego, que vive en un palacio, que permite a los suyos enriquecerse de manera “inexplicable”, holgazanes, oportunistas e impreparados como él, crecidos al cobijo de una “lucha social” mentirosa, gatopardista y trasnochada, que huele a pan viejo, rancio.

Todos saben, especialmente quienes convivieron con él o son muy cercanos que no escucha, es dueño de la verdad y quien disiente es su enemigo, que miente reiteradamente y dice lo que “los otros quieren oír” a sabiendas de que no lo cumplirá. Incluso a los suyos como los traicionados Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard son ejemplo de ello. Bueno hasta Olga Sánchez Cordero y Julio Scherer. 

Por eso si adulas estás con él, te puedes enriquecer, robarte el presupuesta, recibir dinero “negro” como él lo ha hecho durante muchos años, sin trabajar, a base de amenazas; por eso sus hermanos son “inocentes”, a sus cuates, el 74 por ciento de los contratos de gobierno por cerca de 300 mil millones, y sin explicar dónde quedó billón y medio de pesos “ahorrados y recuperados” el año pasado.

A los otros, cárcel, persecución u olvido como pasó con el ex gobernador michoacano. Así los jóvenes que buscan superarse y alcanzar mejores niveles de vida los acusa de corruptos aspiracionistas, a los holgazanes que sin ocupación como sus hijos se enriquecen, los reconoce como lo hace con todos aquellos que a cambio de dádivas optan por no mejorar y aceptar como lo predica el ganso “su destino manifiesto” equivocando los dictados cristianos que ordenan trabajar y “ayúdate que yo te ayudaré”.

A los suyos y su élite no los critica, no les pide alejarse del dinero, por el contrario, los favorece, no los persigue, incluyendo a los “colaboracionistas” como Emilio Lozoya quien huyó, lo trajeron en avión privado y confiesa abiertamente sus delitos, en libertad y exhibiendo el dinero que él ya confesó es ilícito, en cambio Rosario Robles, quien no huyó y se presentó a declarar con valentía, se le apresa ilegalmente y está en la cárcel desde hace año y medio. Su error, no acusar a otros de corrupción, no colaborar. Lo dijo cínicamente el “fiscal de venganza” Alejandro Gertz Manero. Esa es la cuarta, cínica, mentirosa e irresponsable que, ante pérdida de clientela electoral, lanzará una ofensiva con el dinero presupuestal. Abandonará todo tipo de inversión en obra para canalizar dinero a la compra de votos. En ese contexto ¿Habrá alguien que crea si le importan los 500 mil muertos o los 244 mil niños huérfanos que van de una pandemia que le cayó “anillo al dedo”?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here