Javier Cerón Espinosa.

Ante la explosión e incendio de las instalaciones de la planta de Asfalto del Gobierno de la Ciudad de México, cientos de ciudadanos de colonias aledañas, exigieron a Claudia Sheinbaum, la reubicación de esta factoría, ya que es una “bomba de tiempo” por las condiciones de inseguridad, donde se maneja hasta dinamita y que es un constante riesgo para esa zona que es ciento por ciento habitacional.

El hermetismo es lo que ha marcado la pauta en este accidente, del que se desconoce si hubo trabajadores lesionados, ya que fue en el “hoyo” donde están las instalaciones de la planta a unos 50 metros de profundidad, ubicada en Avenida Imán, Colonia Santa Úrsula, en la alcaldía Coyoacán.

El Director de esa planta, Reyes Martínez Cordero, se le buscó por parte de este reportero para realizar una entrevista, sin embargo, su secretaria Adriana Velarde, afirmó “..no  se encuentra, la planta es un órgano desconcentrado  y todo lo relacionado, lo maneja la Secretaría de Obras, que informó sobre lo que sucedió”, argumentó que se me enviaría el comunicado oficial del incendio, sin embargo, nunca enviaron información oficial.

Ante todas estas anomalías, el Frente de Colonos de la zona, encabezados por Jorge Estrada, afirmó que ya son muchos los problemas que ha generado esta planta y hay una actitud de cerrazón y soberbia para reubicarla, no obstante que es un foco de contaminación ambiental y auditiva, por el descomunal ruido de los camiones tortons y góndolas que día y noche operan en la planta y que afectan a los vecinos.

Los ciudadanos de las colonas Santa Úrsula, Pedregal de Carrasco, Villa Panamericana y  La Zorra, entre otras, señalaron que el gobierno morenista ha puesto “oídos sordos” a las denuncias por la afectación y está empeñado en mantener esta planta que es ciento por ciento contaminante, y lo peor es que Claudia Sheinbaum, este año fue a inaugurar el Parque Cantera, a donde asisten niños y adultos y un lado están las chimeneas humeantes de la planta que esparcen el olor y las partículas de diésel.

Otro de los problemas es que la piedra es fracturada con dinamita, por lo que a toda hora se escuchan detonaciones incluso sábado y domingo, sin importar la salud de los colonos, por lo que “…la gente está cansada de tanto ruido y abuso de camioneros y si no hay solución a la reubicación, se tomarán acciones más radicales para frenar este foco de contaminación”, señaló un integrante del Frente de Colonos.

Ahora hasta se anuncia, dijo, un proyecto denominado Azteca, a unos metros de esta planta, dónde supuestamente habrá un mega centro comercial, hoteles y de todo, donde hay escasez de agua y si el gobierno de la Ciudad de México, que encabeza Claudia Sheinbaum, no soluciona la reubicación de la planta de asfalta, habrá problemas, se esperaba que con la llegada de Morena al gobierno capitalino, se escucharía la voz de los ciudadanos, pero tal parece que se está contra ellos.

Lo más preocupante es que alrededor de la planta de asfalto, todo es zona habitacional, donde viven adultos mayores, muchos de ellos enfermos, niños que tienen que acudir a las escuelas temprano y que no pueden descansar por el descomunal ruido de los camiones y el problema de que los estacionan en doble fila sobre Avenida Imán, sin importar nada, sin luces encendidas y con el peligro de que se estampen automovilistas en la parte trasera.

Además, muchos choferes han sido sorprendidos consumiendo drogas o haciendo sus necesidades al aire libre, sin que autoridad alguna los ponga en orden, no obstante que a unos 100 metros está un módulo de policía, y el colmo es que a una patrulla estacionada frente a la planta de asfalto se le preguntó por qué no ponían en orden a los camioneros y con todo cinismo, contestaron a este reportero “…son órdenes de gobierno central (de Claudia Sheinbaum) y no podemos hacer nada”.

En esa planta laboran alrededor de 200 personas, de confianza y sindicalizados de la Sección 38 del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, por lo que los colonos afirmaron que de continuar las cosas si solucionar, lo más seguro es que tendrá que recurrir a otro tipo de acciones, porque esa planta de asfalto, ya no tiene razón se operar en una zona habitacional.