• Prevén recortes en los sectores de la construcción y automotriz
  • Su vigencia, en el momento menos oportuno para las empresas
  • Será complicado, hay mucha confusión, dice José Manuel Urreta 

Juan García Heredia

Se prevé una reducción considerable en el número de empleos en la industria de la construcción en todo México, así como en el sector automotriz del estado de Puebla, luego de que el pasado 1 de septiembre entró en vigor la reforma sobre outsourcing o subcontratación, la cual -según empresarios- es inoportuna.

«La entrada en vigor de la reforma sobre outsourcing o subcontratación en México se da en el momento menos oportuno para las empresas de las diversas regiones del país», expuso en un comunicado la Asociación Nacional de Consejos Empresariales Regionales (ANCER).

El presidente de ese organismo, José Manuel Urreta Ortega, señaló que si bien existe un mayor número de empleadores no significa que haya más empleados. “Pensamos -dijo- que va a ser muy complicado, hay mucha confusión; el sector automotriz de Puebla nos expresó que esperan una reducción considerable en el número de empleos, lo mismo en la industria de la construcción a nivel nacional”.

A su parecer, debió extenderse la prórroga para la entrada en vigor de las modificaciones en subcontratación, para que las empresas cumplieran con la totalidad del proceso. Ahora se corre el riesgo de que varias compañías caigan en la ilegalidad, se hagan acreedoras a multas de 173 mil a cuatro millones de pesos y que los colaboradores pierdan su fuente de ingresos.

Indicó que la industria marítima también será afectada, pues las grandes navieras o petroleras subcontratan o contratan de forma directa diversos trabajos. “Se le llama subcontratar, pero realmente es una contratación directa porque cuando la gente sube a hacer un servicio no se subordina porque no recibe órdenes de un tercero”, subrayó.

En tanto, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Riviera Maya, Lenin Amaro Betancourt, comentó lo siguiente: “Lamentamos que no se haya ampliado la prórroga en base al impasse que por la pandemia entró el Servicio de Administración Tributaria, y por la situación económica debido al Covid-19 esperamos que no se sancione a todas las empresas que empezaron su trámite en tiempo y forma y no hayan concluido”.