• Medida retroactiva a partir del 1 de enero de 2021
  • Hay entendimiento entre autoridades y la FSTSE
  • El beneficio es para 700 mil servidores públicos

Juan García Heredia

El Gobierno de México autorizó un aumento de 5.4 por ciento «promedio ponderado» para el salario base y las prestaciones de aproximadamente 700 mil burócratas en el país, lo cual se pagará de modo retroactivo a partir del 1 de enero de 2021.

Lo anterior es según informes del presidente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala Almeida, quien explicó lo siguiente: «Como resultado de la relación de entendimiento respetuoso y formal en el ámbito laboral, dentro del proceso de la política pactada entre el Gobierno federal y la FSTSE, se acordó otorgar un incremento de 5.4 por ciento «promedio ponderado», para el salario base y la suma de prestaciones económicas para alrededor de 700 mil servidores públicos administrativos y de servicios generales».

El dirigente indicó que el incremento al salario y prestaciones económicas se pagará de manera retroactiva a partir del 1 de enero del presente año, como parte del ajuste salarial que beneficiará a los trabajadores agrupados en la Rama Operativa (administrativos y de servicios generales), subrayando la fórmula estratégica de beneficiar con un mayor porcentaje a los trabajadores de menores percepciones.

Reconoció la respuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, al valorar los avances acordes a su proyecto de nación, que significa apuntalar las reivindicaciones demandadas por los trabajadores. Ante ello, dijo, reiteramos la solidaridad y ordenanza del jefe de las instituciones de la república, expresada de manera puntual en el decreto emitido por la Secretaría de la Función Pública, para el cumplimiento del Seguro de Protección Sanitaria para los trabajadores que regresan a laborar.

Ayala Almeida explicó que se mantiene firme el diálogo, la concertación y los acuerdos en favor de los trabajadores, lo que ha dado como resultado avances graduales que mejoran las condiciones del ingreso abatiendo el rezago salarial como parte fundamental del incremento salarial. De esta manera es ratificada la voluntad del Gobierno federal para continuar impulsando la capacitación para los trabajadores al servicio del Estado, obteniéndose 1,900 pesos mensuales, los cuales son parte cotizable al ISSSTE – FOVISSSTE que incide en el total de prestaciones plasmadas en la Ley.

Los acuerdos signados entre la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la FSTSE contemplan también la prestación denominada “Ayuda para Despensa”, que se incrementa hasta 1,085 pesos al mes. En lo que se refiere a la “Ayuda para Transporte”, asciende a 880 pesos mensuales. En el renglón de «Ayuda por Servicios”, pasa a 745 pesos cada mes. Respecto al beneficio conocido como “Previsión Social Múltiple”, llega a 775 pesos mensuales, de acuerdo con el líder.

Sobre el concepto denominado Estímulos Económicos de Fin de Año (vales de despensa), Ayala Almeida puntualizó que el incremento será informado en noviembre del presente año.

También adelantó que a la brevedad «estaremos dando a conocer» el aumento salarial obtenido en la negociación con el Gobierno federal en lo que respecta a las ramas médica, paramédica y grupos afines. «Por todo ello, se valora el esfuerzo del Gobierno federal en esta etapa, en que no necesariamente se dan las condiciones de equilibrio económico en las finanzas públicas, observándose una contracción económica». Dejó en claro que la relación laboral entre el Gobierno federal y la FSTSE, tiene como premisa fundamental la permanencia en el empleo, haciendo valer en todo momento, en apego a la ley, la estabilidad laboral con seguridad social integral, garantizados los derechos laborales, así como el respeto pleno a la autonomía sindical.