Establecer precios máximos al gas LP en México podría en riesgo de quiebra a decenas de empresas por las dificultades para operar con esta medida del Gobierno federal, advirtió este jueves la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

En un comunicado, el organismo indicó que establecer un tope en los precios del gas podría “fomentar el mercado negro, generar desabasto y provocar alteraciones”.

Además, aseguró que la medida impactaría positivamente al consumidor, pero “pone en riesgo de quiebra a docenas de empresas”.

Esta semana entró en vigor el esquema de regulación de precios de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) que señala que “ninguna empresa distribuidora podrá vender por arriba de los 145 precios diferentes que establezca semanalmente”.

Esto provocó que los distribuidores de gas del centro de México iniciaran una huelga, la cual abandonaron un día después luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador amenazara con denunciarlos.