Especialistas urgieron al Senado mexicano a aprobar una iniciativa de ley que prohibiría el uso de grasas trans de producción industrial, las cuales son responsables de enfermedades cardiovasculares que provocan miles de muertes en el mundo, denunciaron.

“La iniciativa que se encuentra en el Senado mexicano va en el sentido del plan de acción para eliminar los ácidos grasos trans de la producción industrial y así se puede dar un paso más para liberar a Latinoamérica del consumo de estas sustancias”, explicó en conferencia de prensa Fabio Da Silva Gomes, asesor de Nutrición de la OPS/OMS Washington.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren más de 260 mil personas por enfermedades cardiovasculares provocadas por una ingesta excesiva de grasas trans de producción industrial, de las cuales 160 mil ocurrieron en la región de las Américas.

Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, recordó que los peores ácidos grasos son los trans de origen industrial “que no tienen ningún beneficio” y manifestó que en varias legislaciones se ha definido como un “aditivo tóxico que no debería estar en alimentos”.

Señaló que es importante generar políticas públicas que las regulen o las prohíban, pues entre 5 y 10 por ciento de las muertes cardiovasculares se pueden prevenir al eliminar la ingesta de ácidos grasos.