Una escaleta sin diálogos, pero mostrando dónde iniciaba y terminaba una secuencia, era lo que tenía bajo el brazo Erick Blackmer para comenzar el filme Verde, azul o café.

“La idea era hacer una película basada en la improvisación”, recuerda durante un receso del rodaje de lo que ahora es su ópera prima.

“Las partes claves del guión sí estaban escritas, las piedritas angulares, pero todo lo demás no, entonces era ensayar las escenas, los actores sabían de dónde arrancar y dónde terminar, eso hace más natural al personaje al que entre todos fuimos puliendo”, recuerda.

Así fue que comenzó la historia de humor negro sobre Ulises (Frank Rodríguez, My firts movie) quien trabaja en una empresa aduanal, y es tentado por su amigo Raúl (el debutante José Luis Medrano) para robarse mercancía y revenderla.

La primera vez sale bien, así que la avaricia y ambición lo motiva a seguir haciéndolo, asumiendo los riesgos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here