La opción, que se muestra como una flecha que apunta hacia abajo, fue habilitada como un experimento en julio de 2021 para usuarios iOS.

Los primeros resultados apuntan que la principal razón por la que los usuarios eligieron la opción ‘No me gusta‘ en un tuit fue porque lo escrito se percibió como ofensivo.

También por considerarlo no relevante, o ambas cosas.

De acuerdo con Twitter, quienes ya probaron el voto negativo coincidieron en que mejora la calidad de las conversaciones en la plataforma.

Se espera que el ‘No me gusta’ llegue próximamente a la versión web y para usuarios iOS y Android desde dispositivos móviles.