El presidente Donald Trump no se irá de la Casa Blanca sin antes visitar el muro fronterizo con México, promesa de campaña que impulsó su llegada al poder en 2016.

Se prevé que el martes 12 de enero haga una visita al Valle del Río Grande en Texas, donde hace una semana se finalizaron 724 kilómetros del nuevo muro fronterizo.

El Departamento de Seguridad Nacional promocionó ampliamente la construcción ‘histórica’ del nuevo muro, mientras se trabaja a marchas forzadas para lograr otros 14 kilómetros antes de la toma de posesión de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos.

Mark Morgan, comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés), expresó que el objetivo es otorgar nuevos contratos para la edificación de 482 km de valla antes del 19 de enero.

Pero es precisamente la expedita asignación de contratos la que ha provocado una lenta construcción del muro al sur de Texas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here