El Gobierno del Presidente estadounidense, Donald Trump, evalúa nuevas restricciones para los solicitantes de asilo relacionadas con los permisos de trabajo, revelaron este lunes medios locales que citaron versiones de funcionarios.

La decisión buscaría que quienes hayan solicitado asilo sólo puedan aplicar para esta autorización después de haber permanecido al menos un año en el país, dijeron a la cadena NBC funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).

La medida, que aún no es definitiva, buscaría frenar las solicitudes presentadas por familias mexicanas, grupo que, señaló la versión, ha crecido en los últimos meses mientras ha descendido el número de peticiones de parte de ciudadanos centroamericanos.

NBC recordó que quienes aspiran a un asilo pueden solicitar un permiso de trabajo 150 días después de haber presentado su solicitud para ser cobijados por este derecho.

Los permisos de trabajo se otorgan mientras un juez de migración se pronuncia sobre la petición.

Fuente: Reforma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here