Rosario Robles es trasladada la tarde de este miércoles al del penal de Santa Martha Acatitla a Reclusorio Sur para comparecer en audiencia en la que un juez analizará un posible cambio en la medida cautelar en su contra.

El juez Ganther Alejandro Villar Ceballos  determinará si Robles Berlanga continúa encarcelada o si se le concede seguir su proceso en arraigo domiciliario.

La extitular de Sedatu se encuentra encarcelada desde el 13 de agosto de 2019 acusada de uso indebido del servicio público, al presuntamente ser omisa de un desvío de más de 5 mil millones de pesos.

Aunque el delito que se le imputa no amerita prisión preventiva oficiosa, la FGR argumentó que existe riesgo de fuga.

La Fiscalía General de la República todavía tiene pendiente la cumplimentación de una orden de aprehensión contra Robles Berlanga por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.