El Gobierno federal permitirá que las empresas de producción de acero, cemento y vidrio, así como las minas de carbón, mantengan una actividad mínima durante la emergencia sanitaria establecida por la Secretaría de Salud.

Esto con el fin de evitar efectos irreversibles en su operación y de que aquellas que tienen contratos con Pemex y CFE, los cumplan, de acuerdo con un nuevo acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

«Aquellas empresas de producción de acero, cemento y vidrio que tengan contratos vigentes con el Gobierno federal, continuarán las actividades que les permitan cumplir con los compromisos de corto plazo exclusivamente para los proyectos de Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto Felipe Ángeles, Corredor Transístmico; así como los contratos existentes considerados como indispensables para Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad», detalla el documento.

Por su parte, las minas de carbón mantendrán una actividad mínima que cubra la demanda de la CFE, para lo cual deberán informar a la Secretaría de Economía el número total de trabajadores que serán empleados.

En tanto, las distribuidoras de carbón mantendrán sus actividades de transporte y logística también para satisfacer la demanda de CFE.