El Gobierno del presidente Joe Biden aseguró que suspender la aplicación de la vacuna de Johnson & Johnson (J&J) no tendrá impacto significativo en el plan de vacunación contra COVID-19 en Estados Unidos.

La Casa Blanca argumentó que la vacuna de Johnson & Johnson representa menos del 5 por ciento de las dosis aplicadas hasta la fecha.

En un comunicado ,detalló que el Gobierno de Biden ha asegurado “suficientes dosis” de Pfizer/BioNTech y Moderna para 300 millones de estadounidenses.

En este sentido, abundó que se han puesto a disposición de los centros de vacunación en EE.UU. 25 millones de dosis semanales, cantidad que se incrementará a 28 millones esta semana.

Este es un suministro más que suficiente para continuar con el ritmo actual de vacunación de 3 millones de inyecciones por día, y cumplir con la meta del presidente de 200 millones de dosis para sus primeros 100 días en el cargo”, indicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here