Por: José Sánchez López

EN dos meses de su gobierno, no a los 100 días, el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR tuvo una aprobación del 78%. El más alto nivel en toda la historia de México, de acuerdo al Índice de Aprobación de los Presidentes en nuestro país, derivado de un análisis de la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Antes y ahora, el mandatario de la Nación ha asegurado que la corrupción es el principal problema del país, pero, según su muy particular punto de vista, como ya visitó 31 de los 32 estados de la República, en esos sitios “ya no hay corrupción, porque la autoridad ya no está asociada al crimen”.

Puebla sigue en compás de espera, pero en cuanto llegue, de acuerdo a su perspectiva, se acabará también con los corruptos.

Nomás faltaba.

Entonces ¿alguien podría informarles a los señores delincuentes que la situación ya no es la misma? ¿Que el señor presidente ordenó que se tienen que acabar la inseguridad y la violencia?

Porque es ese rubro todo indica que los malandros no entienden y menos acatan las instrucciones y en consecuencia las cosas no son como las ve el señor presidente LÓPEZ.

Conforme a cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, durante el gobierno de ENRIQUE PEÑA NIETO, de diciembre de 2012 a enero de 2013, hubo 6 mil 15 homicidios, 940 extorsiones y 194 secuestros.

En ese mismo lapso, pero de diciembre de 2018 a enero de 2019, ya con LÓPEZ OBRADOR, se registraron 7 mil 515 homicidios, mil 202 extorsiones y 231 secuestros.

Una diferencia en homicidios de mil 500, en extorsiones, 262 y en secuestros, 37; como que los hampones, esos a los que quiere convencer de que se porten bien, de plano no le hacen caso y ponen en entredicho sus afirmaciones.

En cuanto a la prensa mexicana, tampoco le ha ido nada bien con el nuevo gobierno.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), señala que en cuatro meses de la administración lópezobradorista, han sido asesinados seis periodistas, el mayor número en el mismo periodo que en cualquier parte del mundo

En respuesta a ese ominoso panorama para la libertad de prensa, el presidente ANDRÉS MANUEL LÒPEZ OBRADOR, se dedica a insultar diariamente y muy de mañana, a los profesionales de la comunicación y a los medios en que laboran.

Fantoches, conservadores, sabelotodo, hipócritas, doble cara, han sido algunas de los calificativos del presidente LÓPEZ para los periodistas que no están de acuerdo con sus pareceres.

Pero en fin.

Por otra parte, trascendió que el gobierno mexicano está elaborando cuidadosamante otros oficios: uno para Estados Unidos, por la guerra de 1846 y el despojo de medio territorio; otro a Francia, por la Guerra de los Pasteles, en Veracruz, en 1838, pero sin tocar para nada lo de la Batalla del 5 de mayo, en Puebla, porque ahí los que reclamarían serían los franceses y ya entrados en gastos, una nota diplomática dirigida a su par de Holanda, para dejar en claro y de una vez por todas, que ¡NO FUE PENAL! y que se disculpen.

Con todo respecto y sin ánimo alguno de buscar pelea, como dijera el clásico macuspano:

¿Qué resulta peor, una prensa fifí o un presidente chairo?***ES UNA PARADOJA QUE LA DICTADURA SUBA AL PODER CON LA ESCALERA DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y YA EN EL PODER, SUPRIMA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN A TODOS, MENOS LA SUYA.***AU

REVOIR. joebotlle@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here