José Sánchez López

JOSÉ LUIS VARGAS VALDEZ, conocido en el medio judicial como “magistrado Billetes”, fue destituido el 4 de agosto de su cargo como presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

¿Las causas? su mal desempeño y haber sido investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda por movimientos financieros irregulares.

No obstante, se defendió como gato bocarriba y pudo aferrarse por un lapso breve al puesto, hasta que el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, sugirió o ¿le ordenó? que sería conveniente cambiar de actitud.

Antes, el togado ya había sido cuestionado en diversos medios por su abierta oposición a los ordenamientos del Instituto Federal Electoral de que se sancionara a LÓPEZ OBRADOR por sus constantes violaciones a la Ley Electoral durante sus mañaneras.

Finalmente, obligado por las circunstancias, VARGAS tuvo que dejar la Presidencia del tribunal pero siguió como magistrado, aunque ya obligado a reconocer a REYES RODRÍGURZ MONDRAGÓN como su sucesor.

Pero VARGAS siguió haciendo labor de zapa. Había que ayudar a los LÓPEZ.

Al darse a conocer el escándalo de PÌO LORENZO LÓPEZ OBRADOR cuando recibía “aportaciones”, según el presidente LÓPEZ para apoyar a MORENA, y después el video de MARTÍN JESÚS LÓPEZ OBRADOR, “Martinazo”, en las mismas andanzas, fue también evidente la reticencia de VARGAS para que procedieran esas recomendaciones.

Todavía el miércoles pasado VARGAS presentó un proyecto en el que propuso revocar la admisión de todas las denuncias, así como el inicio de un procedimiento administrativo contra PÍO LORENZO, DAVID EDUARDO LEÓN ROMERO y el Movimiento de Regeneración Nacional.

Su argumento fue que la legislación vigente de 2014, establecía que los procedimientos sancionadores no procederían si la denuncia se presentara tres años después de la fecha en que se perpetraron los presuntos delitos, y si los actos fueron en 2015 y la denuncia fue hasta 2020 el INE no debió admitir las demandas ya que la ley no es retroactiva.

“La aplicación de la norma posterior resultaría violatoria de los principios de certeza y seguridad jurídica”, expuso.

Y así, con su mamotreto en ristre se presentó ante el TEPJF e hizo valer su posición de magistrado ponente.

No obstante, sus pares, aquellos que lo obligaron a dejar el cargo de presidente y designaron a REYES RODRÍGUEZ, le volvieron a dar palo.

Por decisión unánime, excepto la de él, la Sala Superior del TEPJF rechazó exonerar a PIO y coacusados de las indagatorias de la Unidad de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral.

El magistrado FELIPE DE LA MATA PIZAÑA, dijo que las indagatorias realizadas por el INE, aún no permiten determinar si los sucesos verdaderamente ocurrieron en 2015 o se extendieron por lo menos un año más, por lo que una amplitud en las indagatorias permitiría conocer con exactitud la temporalidad de los hechos.

En tal razonamiento coincidieron los demás magistrados y señalaron que existen indicios de que la entrega de recursos entre LEÓN y personajes cercanos al presidente LÓPEZ y MORENA, se extendieron por más tiempo.

Bajo esa perspectiva, es necesario que la Unidad de Fiscalización del INE agote todas las indagatorias y con ello determine si son acreedores a una sanción.

Eso sí, los LÓPEZ exigen que se investigue a quienes filtraron los videos.

Bajo su percepción, lo grave no es robar sino que los exhiban, esos sí deben ser castigados. 

Esta escaramuza fue para el TEPJF, pero júrelo usted que el “magistrado billetes” ya está elucubrando la siguiente estrategia para defender a los LÓPEZ y que resulten sin mácula. ***LA LEALTAD MERECE RESPETO, LA SUMISIÓN DESPRECIO.*** AU REVOIR.

joebotlle@gmail.com