La representante de la Secretaría de Función Pública, Irma Erendida Sandoval, señaló que se cuenta con las atribuciones necesarias y legales para evolucionar, verificar las declaraciones patrimonales  de todos los servidores públicos, presentes y pasados.

La Función Pública mencionó que las declaraciones patrimoniales solamente podrán cumplir su propósito de prevenir y detectar posibles actos de corrupción si son sometidos a un proceso de verificación rigurosa de acuerdo a los altos criterios técnicos y siempre de acuerdo con la más estricta legalidad.

“El seguimiento de la evolución patrimonial de absolutamente todos los funcionarios públicos, sin filas ni fobias, es una columna vertebral del nuevo régimen de rendición de cuentas que hoy se encuentra en la Secretaría de Función Pública”, expresa la tarjeta informativa.

Información publicada por El Universal, destaca que el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, ordenó rastrear por lo menos 50 instituciones bancarias, nacionales y extranjeras, todas cuentan con movimientos financieros que realizó el expresidente, Enrique Peña Nieto y familiares más cercanos.

Ante esto la Secretaria de Función Pública pidió a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores una revisión de todos los movimientos de las cuentas del expresidente.

“El análisis del contenido de las declaraciones patrimoniales de un servidor público no significa una acusación en su contra, ni implica ninguna presunción”.