El objetivo del Servicio de Administración Tributaria (SAT) será servir a la ciudadanía, no el llamado terrorismo fiscal o la persecución de los contribuyentes, prometió Raquel Buenrostro, jefa entrante del organismo, en comparecencia ante legisladores.

“El SAT está para servir a la ciudadanía no para perseguirla, no queremos que los empresarios nos perciban como enemigos.

“El SAT no promueve ni promoverá jamás, el llamado terrorismo fiscal, no somos inquisidores de las clases medias y populares”, aseguró durante su comparecencia en la Cámara de Diputados para ser ratificada en el cargo.

Buenrostro también aseguró que no habrá nuevos impuestos durante su gestión, además de que no prevé una reforma fiscal en el corto plazo.

“No es objetivo una reforma fiscal, antes de pensar en una reforma tenemos que pensar en ser mas eficientes”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here