Alrededor del 30% de las personas que requieren ser hospitalizadas debido el Covid-19 pueden experimentar algún síntoma de la infección por un año.

Es la conclusión de un estudio que acaba de ser publicada en la revista «The Lancet» y que fue realizada con datos de mil 276 pacientes de Wuhan, en China; 595 fueron mujeres y 681 hombres, con una edad media de 51 años.

El trabajo, realizado entre el 7 de enero al 29 de mayo del 2020, indicó que el Los síntomas prolongados disminuyeron en uno 68% de los voluntarios, tras seis meses de haber contraído el Covid-19. Por su parte, el 49% de este grupo experimentó secuelas de la enfermedad después de 12 meses.

Entre los síntomas, más frecuentes, notificados por las afectadas y los afectados se encontraron dificultad para respirar, ansiedad, depresión, así como fatiga y debilidad muscular.

Según la investigación, aproximadamente una de cada tres personas estudiadas aún presentaba dificultad para respirar a los 12 meses de haberse contagiado con el SARS-CoV-2, mientras que el 35.7% mantuvo alteraciones pulmonares durante el mismo período.