La Redacción

José Ramón Rivera Parga, director del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), ha sido objeto de críticas por parte de los taxistas de Sitio 300 y la empresa Confort Unlimited debido a su presunta falta de atención a las peticiones de seguridad y las solicitudes que le han hecho.

Los taxistas han expresado su preocupación por la falta respuesta a lo solicitado por ellos incluso recientemente se registró una serie de bloqueos por parte de los trabajadores del volante.

Además, tanto Sitio 300 como Confort Unlimited han pedido a Rivera Parga que considere sus propuestas para mejorar las condiciones laborales y económicas de los taxistas que operan en el AICM. Sin embargo, hasta el momento, el director del aeropuerto no ha respondido a estas peticiones de manera satisfactoria, lo que ha generado malestar entre los trabajadores del volante y sus representantes.

La falta de respuesta por parte de José Ramón Rivera Parga ha generado tensiones entre las partes involucradas.

En este sentido el l Almirante José Rafael Ojeda Durán, titular de la Secretaría de Marina, ha hecho un llamado enérgico para poner fin a la corrupción en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), pese a esto la situación no mejora.

Herencia

Para cualquiera de las candidatas a la presidencia de la República, Xóchitl Gálvez o Claudia Sheinbaum, la situación actual del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) representa una herencia que seguramente generará un foco rojo al inicio de su administración.

Ambas candidatas enfrentarían el reto de gestionar un aeropuerto que ha sido objeto de críticas por su mala administración y falta de atención a las necesidades de los usuarios y trabajadores. La seguridad, la eficiencia operativa y la calidad de los servicios son algunos de los aspectos que deberán abordarse de manera prioritaria para evitar problemas mayores durante su mandato.

La gestión del AICM requerirá de decisiones firmes y acciones concretas para mejorar su funcionamiento y restaurar la confianza en este importante centro de transporte aéreo. Será fundamental que la próxima presidenta cuente con un equipo capacitado y comprometido para enfrentar este desafío y lograr que el aeropuerto vuelva a ser un referente de excelencia y eficiencia en el país.