• La legisladora Elizabeth Mateos llama a las 16 Alcaldías a realizar operativos que dejen libre tránsito y espacio público para la ciudadanía

En las calles de la Ciudad de México es habitual que se coloquen cubetas rellenas de cemento, llantas, cascajo u objetos mostrencos para ocupar lugares en la vía pública, afectando de manera directa el uso de las vialidades, afirmó Elizabeth Mateos Hernández, coordinadora de la asociación parlamentaria, Mujeres Demócratas del Congreso de la Ciudad de México.

Para ello, la legisladora exhortó, a través de un punto de acuerdo, a los alcaldes de las 16 demarcaciones para que realicen operativos para retirar objetos y mostrencos que obstaculicen el libre tránsito en la vía pública, además de sancionar a quienes obstruyan la vialidad.

Algunos franeleros se congregan en mafias, utilizan objetos para obstruir lugares y se apoderan del espacio público, generando violencia en un entorno que debiera ser de libre tránsito.

Impedir o estorbar de cualquier modo la vía pública sin causa justificada merece una multa y deben ser reportadas ante el Centro de Servicio y Atención Ciudadana (CESAC), recordó la legisladora por Iztacalco.

Estas prácticas, explicó, van en aumento, y son más los espacios públicos que se encuentran limitados, es decir, la transformación urbana dentro de la Ciudad de México poco a poco va impidiendo la integración de la ciudad y la construcción del tejido social urbano.

Como ciudadano, afirmó, es importante reportar este tipo de acciones a las autoridades, al tiempo de que las mismas hagan su trabajo para impedir la desorganización y deteriorar la imagen urbana de la ciudad, además para evitar que los espacios públicos sigan adjudicándose como particulares.

Para ello, finalizó Elizabeth Mateos: “propongo un proyecto de recuperación cuyo objetivo sea estabilizar el espacio de la ciudadanía y sea accesible, sociable, agradable, saludable y útil y no dejemos perder los espacios de nuestra ciudad”. Es importante que las autoridades competentes reevalúen los argumentos y sanciones aplicables a quienes cometan esta falta cívica de restringir el acceso de tránsito vial y peatonal.