• Piden autorización de Semarnat para mina en Oaxaca
  • Se salvarían 1,200 empleos en San José del Progreso
  • Es una propiedad de la Compañía Minera Cuzcatlán

Juan García Heredia

Pobladores y autoridades del Ayuntamiento de San José del Progreso, Oaxaca, así como colaboradores de la Compañía Minera Cuzcatlán anunciaron que mantendrán la concentración pacífica que iniciaron ayer en las inmediaciones de Palacio Nacional hasta que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se comprometa a autorizar la Manifestación de Impacto Ambiental que permita mantener las operaciones de la unidad minera San José en este municipio oaxaqueño.

De acuerdo con informes de prensa, ayer representantes de los manifestantes se reunieron con funcionarios de la Secretaría de Gobernación y de la Semarnat en la sede de Gobernación. Al respecto, el presidente municipal de San José de Progreso, Amador Jaime Vázquez, destacó que las pláticas continuarán hoy, con el objetivo de llegar a un acuerdo para que los mil 200 empleados y sus familiares no resulten afectados por el cierre de la mina.

Hubo avances entre las partes, en específico con los representantes de la Secretaría de Gobernación, quienes mostraron su disposición al diálogo y a respetar la ley, dijo.

Sin embargo, el líder sindical que representa a los trabajadores de Compañía Minera Cuzcatlán, Saúl Molina Jiménez, aclaró que aunque ya hubo un acercamiento con las autoridades federales, aún no se observa una clara disposición por parte de los representantes de la titular de Semarnat, María Luisa Albores, por esa razón precisó que las casi 800 personas, provenientes de San José del Progreso continuarán en las inmediaciones de Palacio Nacional.

Los quejosos esperan que la Semarnat autorice la Manifestación de Impacto Ambiental que extienda las operaciones de la Compañía Minera Cuzcatlán, ya que el anterior permiso expiró el pasado 23 de octubre del año en curso y ha podido continuar sus operaciones mediante una orden judicial.

De no obtener el permiso, la minera concluiría sus actividades y se perderían 1,200 empleos directos y 10,000 indirectos, de ahí la preocupación de colaboradores, contratistas, proveedores y comunidad cercana a la unidad minera San José que extrae concentrados de plata con contenidos de oro y es la séptima mina de plata más importante de México, así como la tercera industria más grande de Oaxaca, sin considerar empresas del sector turístico, se indicó a propósito del movimiento de los mineros.