Carlos Ramos Padilla

En algunos sitios se generan acciones y en otras no. Se pide exámenes a policías pero se condona el procedimiento a maestros. Se abren expedientes contra ex funcionarios de la administración federal pero se evita pedir cuentas a líderes sindicales groseramente millonarios.

Se acusa y señala a exdirectores de oficinas públicas y a otros, los que están, por ignorantes y negligentes se les protege.

Casos hay, IMER, TV Educativa, Pemex, Issste, Imss, CONADE y ahora entre otras tantas toca el turno a Notimex en donde, según Función Pública, ya hay tres carpetas de averiguación por supuesta corrupción, tráfico de influencias y conflicto de intereses. Claro las pistas son al pasado, porque ahora el Presidente dice desconocer las arbitrariedades laborales que se están cometiendo, la poco cortés atención y respuesta de la directora (para no decir majadera) y el hecho de que el propio amlo asegura eje duda que ocurran estos eventos.

Por lo pronto Sanjuana Martinez dejó constancia de su personalidad en su cuenta de twitter que por cierto ya canceló. Y ahora se estima que el próximo viernes asista a la mañanera a ofrecer su versión acerca de lo que ocurre al interior de las instalaciones de la agencia informativa del Estado. Aquí, en el presente, no se inician indagatorias, ni averiguaciones ni se solicita la separación del cargo mientras se procede a ejercer la ley.

Aquí se duda de lo que dicen los afectados, se da oportunidad a la austeridad de reducir salarios y despedir a gente y se pone al servicio de la 4T una García noticiosa que debe rendir cuentas a la nación, a los contribuyentes, no a la presidencia.

Notimex es, digamos, la primera puerta informativa de México frente al resto del mundo y ahora pues está en la polémica, en entredicho y con fuertes señalamientos justamente de eso, de lo que intentan acusar a otros en otras administraciones. Veremos cómo se enfrenta la realidad con la ficción o por favor, no vaya a ser que para distraernos nos cuenten otra vez la vida de Vasconcelos y arremetan contra Porfirio Díaz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here