Carlos Ramos Padilla / @cramospadilla

Aunque lo nieguen han dos cosas comprobables: están en campaña violando la ley y emplean recursos públicos para su promoción. A pesar de que intentan decir qué hay armonía dentro de Morena, que prevalece el respeto a las normas y apego a las leyes, la verdad es que no es cierto.

El destape de Delfina Gómez como candidata al Estado de México fue un ejercicio de imposición del presidente y quisieron maquillarlo como consulta. La supuesta separación o rompimiento entre Marcelo y Monreal es mera ficción. Ricardo es operador de Marcelo y les abre camino frente a las otras corcholatas.

Que puede darse la traición en la medida de las ambiciones y que uno de ellos o ambos rompan con Morena y se coloquen en otras “alianzas” es muy posible. Pero mientras Claudia se pavonea en diferentes Entidades, Marcelo gana terreno desde su posición al frente de Relaciones Exteriores y busca penetrar y en serio en Estados Unidos, aunque se sabe de una investigación que le siguen por apoyar a políticos y empresarios de Asia antes que, a los estadounidenses, por ello el archivo se conoce como “chinese man”.

Adán Augusto recibe a César Yáñez no para endulzar las relaciones con la iglesia sino para evitar continúe exhibiendo torpezas, además de que corren testimonios de que lo hecho en su notaria tabasqueña no es más que proteger a la familia López y a algunos personajes no muy presentables que les urgía aparentar negocios y propiedades lícitas. Y Sheinbaum se acerca a Antoni Gutiérrez-Rubí para preparar su plataforma electoral y al mismo tiempo atacar suciamente a sus probables opositores en el partido.

Este español Antoni es un asesor de comunicación y consultor político. Dirige Ideograma, una consultora de comunicación pública e institucional que fundó en 1985 con sede central en Barcelona, dentro de la antigua Fábrica Lehmann. Pero además el gobierno de la CDMX entrega recursos públicos.

A través de licitaciones directas a tres empresas de la pareja Guillermo Elías y Gabriela Tapia que han recibido en 13 contratos hasta 46 millones de pesos según publicó Latinus. El objetivo es promover las actividades de Sheinbaum, pero destruir la imagen de Ebrard, Monreal, Lilly Téllez y el INE a través de redes sociales y plataformas de información.

Pintar paredes y bardas con el nombre de la jefa de Gobierno es lo más visible, ilícito y burdo. Generalmente manejan el concepto de “aplauden a Sheinbaum y abuchean a Monreal” o el griterío “presidenta” como ocurrió en un evento en Ciudad Universitaria que se le revirtió en Toluca. Pero a todos los precandidatos de Morena como al propio presidente les estorban las leyes porque no pueden moverse tan libre como quisieran.

Sheinbaum justifica sus paseos electorales argumentando que no cobra esos días y deja al mando de la CDMX a Martí Batres. Dos de las empresas contratadas por dos dependencias del gobierno capitalino presentan la misma dirección en el número 33 de Ermita Iztapalapa y son Cacomixtle Medios Digitales y Publius Estrategia.

No obstante, las “corcholatas” argumentan que todo lo que se difunde no es promoción personal sino obras de gobierno, caso raro porque Ebrard nos detalla en redes sociales hasta cómo prepara los huevos estrellados el fin de semana. AMLO no puede negar ni fingir que desconoce estos movimientos porque él mismo los ha alentado. como principal “destapador” y atacante de Lorenzo Córdova.