Carlos Ramos Padilla / @cramospadilla

Ni con Ayotzinapa, ni con la educación, menos con el rescate de 10 mineros, así de fácil el análisis. Han transcurrido dos años y medio de pandemia y Esteban Moctezuma como Delfina Gómez como “secretarios” de Educación Pública lograron el mayor retroceso en el sector.

El cierre de las escuelas de tiempo completo y usar las aulas como adoctrinamiento político es solamente un par de muestras. La Unión Nacional de Padres de Familia confirman que desde hace cuatro años 3.5 millones de estudiantes desertaron de la educación extramuros.

Lapidario resultó el nombramiento de “Lety” Ramírez, aun dándole un generoso voto de confianza. La burócrata incumple en absoluto el perfil que se requiere para planear, evaluar estrategias pedagógicas., menos para sacudir al país de la crisis que se vive. Preguntaría incluso si podría proponer un “rescate” para la Normal Isidro Burgos.

Mismo caso ocurre con la Coordinadora de Protección Civil Nacional, Laura Velázquez Alzúa, licenciada en historia del arte que ha mostrado su alta ineficiencia junto con Luisa Maria Alcalde, Secretaria del Trabajo, en la tragedia de la mina en Coahuila y no por la falta de alternativas para el recate de los cuerpos sino por sus ácidas e injustas críticas ya pasadas en Pasta de Conchos.

Su negativa ante la aportación de experiencias de equipos extranjeros las dejaron en ridículo luego de que “invitaran” a los familiares a no acercarse a los medios de comunicación. Ante la democrática petición de que la Sra. Velázquez deje el cargo la repuesta presidencial es interpretada como un ejercicio de “politiquería”.

Más de 20 días de insensibilidad en donde el presidente invierte en su imagen personal a razón del próximo Informe de Gobierno y la Sra. Alcalde presumiendo el festejo de su cumpleaños. Hoy la mejor oferta gubernamental es abrirlo un tajo que tardará 11 meses.

Morena Irá a contracorriente en las elecciones en esa Entidad. Ahora se debate si el “Waterloo” de AMLO será la mina de Coahuila o el desastroso espectáculo, ruin y vengativo de Ayotzinapa en donde parece que los grandes beneficiarios serán los grupos criminarles y los narcotraficantes. Delfina Gómez es impresentable en el sector educativo como candidata por segunda ocasión de la gubernatura del Estado de México. Ante este conocimiento Morena destinará miles de millones de nuestros impuestos para comprar el voto de los más necesitados y humildes mexiquenses.