La congregación de los Legionarios de Cristo informó que Fernando Martínez Suárez, quien se declaró culpable de delitos de abuso sexual contra menores de edad, ya no podrá ejercer el ministerio sacerdotal.

Sin embargo, aclaró que el cura seguirá perteneciendo a la organización religiosa, con autorización de la Santa Sede.

“Como resultado del proceso ante la Congregación de la Doctrina de la Fe, por el bien de la Iglesia (pro bono Ecclesiae) ha perdido el estado clerical y ya no podrá ejercer el ministerio sacerdotal, aunque, por decisión de la Santa Sede, sigue perteneciendo a los Legionarios de Cristo.

“Los Legionarios de Cristo asumirán la responsabilidad de que Fernando Martínez lleve una vida que corresponda a su condición de religioso que ha perdido el estado clerical, y reafirman su determinación de recorrer el camino difícil y exigente de reparación y sanación”, indicó la congregación en un comunicado.

Un informe de los Legionarios, publicado en noviembre pasado, revela que Martínez Suárez abusó sexualmente de al menos ocho menores de edad entre 1990 y 1993.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here