Aún con la tercera ola de COVID-19 y el llamado de las autoridades a extremar precauciones la violencia en el país se mantiene. Tan solo el fin de semana se registraron 181 homicidios.

El Informe de Seguridad de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) señala que el sábado 7 de agosto se reportaron las muertes de 74 personas a consecuencia del delito de homicidio.

Guanajuato fue la entidad con mayor número de asesinatos, 10, seguida de Jalisco con 8 y Baja California, Estado de México y Michoacán con 7 cada una.

Al día siguiente, domingo 8 de agosto, la violencia se intensificó con el asesinato de 107 personas.

Guanajuato repitió como el estado con mayor número de homicidios, 19, mientras que el Estado de México fue segundo lugar con 13 y Zacatecas el tercero con 11.