Una jueza federal de Brownsville, Texas, rechazó liberar provisionalmente a Tomás Yarrington, ex Gobernador de Tamaulipas, preso en una cárcel de Houston a la espera de su juicio por cargos de delincuencia organizada, fraude y vínculos con el narcotráfico.

Hilda Tagle, jueza de la Corte para el Distrito Sur de Texas, rechazó el 6 de abril la petición de Yarrington para liberarlo mientras pasa el riesgo por la pandemia de Covid-19.

El ex Gobernador priista pidió el 27 de marzo salir del Centro de Detención Federal de Houston, alegando que tiene 61 años, azúcar elevado e hipertensión, lo que lo coloca en situación vulnerable ante el coronavirus, y ofreció someterse a control por brazalete electrónico.

La jueza resolvió que Yarrington «es un acusado de alto riesgo» que enfrenta un mínimo de 10 años de cárcel si es declarado culpable, y que vivió oculto en Italia bajo el alias de José Angel Márquez entre 2012 y 2017, por lo que no hay condiciones que garanticen que se presentará ante la Corte si es liberado.

También destacó que no hay casos de Covid-19 en la prisión donde está Yarrington, quien además es sujeto de deportación a México, incluso si fuera absuelto de los cargos en su contra, pues no cuenta con visa para permanecer en Estados Unidos.