Abrir estadios en el futbol mexicano durante la pandemia de COVID-19 tiene un gran margen de seguridad, dijo este sábado el antiguo comisionado especial para la atención de la influenza AH1N1 en México, Alejandro Macías.

“Si contamos con un aforo limitado, 30 por ciento para iniciar, cuidamos que las entradas y salidas sean con orden, que haya uso del cubrebocas, es razonablemente seguro abrir los estadios, aunque el riesgo de contagio nunca será cero”, explicó a Efe.

Las medidas sugeridas por el doctor Macías están estipuladas en el protocolo de la Liga MX, salvo el 30 por ciento de aficionados, ya que la cantidad de aforo la decidirá las autoridades.

El viernes, el Necaxa, en el estado de Aguascalientes, y Mazatlán, en Sinaloa, se convirtieron en los primeros equipos en permitir el ingreso de aficionados, a pesar de que ambos estados están semáforo naranja, que significa según el Gobierno “si puedes, quédate en casa”.

Macías aseguró que si esperamos a que en México baje la curva de casos positivos, tendríamos que pasar por otros ocho meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here