Después de meses de haberse cerrado al público, las playas de Cancún reabrieron hoy para la población y no solo para turistas hospedados en hoteles, lo que permitió a miles de residentes reencontrarse con el espectacular azul del mar, la arena blanca, el sol radiante y remantentes de sargazo, toda vez que a partir de ese mes la temporada de arribo va en descenso.

El acceso fue permitido desde las 9 hasta las 17 horas, sin alimentos, ni bebidas alcohólicas, en sólo tres de las 12 playas que posee el destino: Las Perlas, Chac Mool y Delfines, conocida como “El Mirador”.

El acceso a Playa del Niño, en Puerto Juárez, será reabierto el próximo 11 de septiembre.

Familias, grupos de amigos, parejas y personas en lo individual llegaron desde la mañana y a lo largo del día, ataviados con shorts, blusas, playeras, sandalias o tenis, bronceadores, gorras y sombrero, pero incorporaron un nuevo elemento: el cubrebocas.

De acuerdo con los protocolos de prevención impuestos por el gobierno municipal, en los accesos se les tomó la temperatura y se les aplicó gel sanitizante, además de registrar su entrada y salida, para llevar un control sobre el aforo máximo en cada playa que, de acuerdo con el Semáforo Epidemiológico Regional, en color amarillo, marca un tope de 60 por ciento en un mismo momento.