Un grupo de 200 manifestantes feministas se reunieron en las instalaciones de la FIL para realizar el performance que le ha dado la vuelta al mundo, «Un violador en tu camino», que concluyó con una quema de libros que consideraron cargados de dogmas contra las mujeres.

Entre los títulos destruidos, por ejemplo, figuraban algunos de corte religioso, mientras otros abordaban temas como las terapias de conversión para la comunidad LGBT+ u otras «curas» para la homosexualidad.

Todo comenzó alrededor de las 18:00 horas, cuando se reunieron para ejecutar los primeros pasos de la protesta, «¡Y la culpa no era mía ni donde estaba, ni como vestía!», en la explanada de Expo Guadalajara, en los cruces de Mariano Otero y Las Rosas.

Posteriormente ingresaron al interior del recinto, sin ningún tipo de restricción a su paso.

Se ubicaron en el área internacional y, aproximadamente a las 19:00 horas, repitieron el performance. «¡El violador eres tú!», retumbaba en la feria.