Ante el paulatino regreso a las actividades después del confinamiento por la pandemia de Covid-19, un gran número de micro, pequeñas y medianas empresas enfrentarán el reto de contar con recursos para recuperarse del impacto económico de la contingencia sanitaria.

En la medida en que los clientes retornen a los negocios, será indispensable buscar algunas alternativas para obtener liquidez y afrontar los gastos cotidianos de las empresas. Así, existen algunas alternativas de financiamiento a las cuales pueden recurrir las Pymes para contar con capital de trabajo.

En primer lugar, si antes de la crisis ya contaban con algún crédito bancario y prevén que se compliquen los pagos en los próximos meses, tienen la posibilidad de solicitar una prórroga con su banco, que puede ir de cuatro a seis meses.

De manera individual, los bancos también han diseñado programas específicos de apoyo para el sector productivo. Puedes acercarte a tu institución para conocer los términos de estos apoyos.