• Amenazar y sembrar terror, principales armas
  • Intereses incrementan sin previo aviso hasta volverse impagables
  • Se encuentran en todas las redes sociales: WhatsApp, Facebook, Twitter, etc.

Salvador García Juárez*

Una nueva trama de extorsión y estafa del crimen organizado se ha puesto de moda. Los llamados prestamos exprés, que se obtienen con mucha facilidad mediante aplicaciones digitales, y que convierten el “bendito” préstamo para el solicitante, en una pesadilla, involucrando también a la familia, amigos, etcétera, en víctimas de estafadores profesionales.

La precariedad económica y el desempleo que agobian a muchos mexicanos en el país, han incidido en que todos los días miles de personas busquen desesperadamente un pequeño préstamo  para completar el gasto, pagar la renta o adquirir medicamentos.  Asimismo, el crecimiento explosivo de las redes sociales a consecuencia de la pandemia de Covid-19, ha sido aprovechado por la delincuencia para ofrecer préstamos a través de aplicaciones móviles, como fachada para extorsionar,  convirtiéndose en una nueva modalidad del crimen organizado.

Los “montadeudas”, llamados así a los prestamos financieros exprés ofrecidos a través de redes sociales, se han visto altamente favorecidas por los usuarios, creciendo como la espuma. Tan solo el pasado 17 de agosto, en que la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) llevó a cabo un operativo de forma simultánea en cuatro puntos de la ciudad con la finalidad de desmantelar los Call centers de los llamados “montadeudas”, se tenían detectadas 660 de estas aplicaciones.

¿Cómo operan los montadeudas?

La publicidad de los montadeudas aparece en Whatsapp, Facebook, Twitter, y las aplicaciones se descargan desde Play Store o Apple Store, lo que genera confianza en la gente. Generalmente este tipo de fraudes se cometen contra las personas más necesitadas, que solicitan bajos montos que no superan los 2 mil pesos.

Cuando se solicita un préstamo, mediante una aplicación digital, no piden comprobante de ingresos, aval, ni historial crediticio, lo que resulta muy atractivo y en tan solo 5 minutos se puede corroborar el depósito a la cuenta bancaria.

La facilidad con la que accedes a la plataforma para que se te otorgue el préstamo, es la misma con la que estos delincuentes acceden a tus datos personales, ya que enmenos de 15 segundos, los usuarios entregan toda su información personal a los criminales, información que más adelante será utilizada para extorsionarte a ti y a tus contactos.

El problema está en que nadie lee los términos y condiciones en los que autorizas de manera automática el acceso a todo el historial que albergas en tu teléfono como contactos de familiares, amigos, clientes, datos bancarios, pero también vídeos,fotos íntimas, y ubicación vía GPS, poniendo en solo unos segundo toda tu información privada en manos de la delincuencia.

Tus problemas empiezan cuando te percatas que tu depósito es muy inferior al monto solicitado. Si pediste un préstamo de 2 mil pesos, solo te depositaron 530 pesos, ya que estas empresas cobran comisiones por adelantado por el uso de plataforma e intereses que van en promedio de 300% a 500% y otros cargos. Pero esto es solo el principio, ya que estos estafadores te incrementan los intereses  de manera desorbitante sin previo aviso, hasta volverse la deuda impagable.

Sembrar terror y en casos extremos el uso de la violencia

Diversas aplicaciones te ofrecen cubrir el préstamo en pagos semanales, quincenales y hasta 3 meses para liquidar la deuda, sin embargo al cuarto o quinto día te empiezan a bombardear con llamadas súper amenazantes e insultos -que te llenan de pánico-, en los que se te apremia a pagar. Ante la fuerte presión ejercida, hay deudores que piden prestado en otro lugar y liquidan la deuda, sin embargo, esto no resuelve el problema, ya que en la aplicación niegan que el pago “haya caído”.

La presión sobre ti se incrementa para el cobro de los pagos, amedrentándote con exhibirte y desprestigiarte en tus redes sociales, haciendo montajes con tus fotos y boletinandote como deudor, ladrón, violador, etc., o peor aún, difundir material íntimo robado de tu celular. Para ese momento ya se te exige la liquidación de la mitad del préstamo, sin embargo el monto ya es desproporcionado al adeudo original.

En otros casos, los delincuentes se valen de tu lista de contactos para exigir a familiares, amigos y clientes  que liquiden la deuda, argumentando que aparecen como aval o deudores solidarios y amenazándolos para que paguen. Afirman que conocen la ubicación de la persona y exigen el pago en tan solo unos minutos.

Sus mejores armas son atemorizar y sembrar terror. Estas mafias se valen de mensajes y audios con amenazas de muerte. Inclusive te envían fotos o videos donde se observa gente armada que asesina a quienes no pagan.

Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana informó que este tipo de fraudes cibernéticos operan desde China y, en México, tienen base en estados como Jalisco, Baja California, Puebla, Sinaloa, Estado de México, Nuevo León, Hidalgo y Querétaro. Estos criminales ya habían iniciado operaciones en Colombia y estaban a punto de expandirse a España mediante este tipo de extorsiones.

Estos son ejemplos claros de como todos los días, ante la necesidad y urgencia económica, que viven muchos de los mexicanos de contar con un pequeño monto, para completar para las necesidades más apremiantes, lo que parece un préstamo fácil y rápido, se convierte en una puerta exprés a la extorsión. Si no, al tiempo.

* Presidente del Consejo Nacional de Defensa a la Ciudadanía A.C.