La próxima cumbre mundial sobre el COVID-19, que se celebrará de manera virtual este jueves, buscará redoblar los esfuerzos sanitarios para prevenir la próxima pandemia, informó la Casa Blanca en un comunicado.

La reunión estará presidida por Estados Unidos, anfitrión de la primera cumbre -celebrada en septiembre de 2021-, junto a Alemania, Belice, Indonesia y Senegal.

“La pandemia no ha terminado, y es momento de prepararse para la próxima”, declaró la Administración de Joe Biden.

Para hacerlo, EE.UU. exhortó al resto de países a que “redoblen sus esfuerzos” en la lucha contra la enfermedad y prioricen la vacunación, especialmente las dosis de refuerzo.

La cumbre se centrará en cuatro ámbitos clave: intensificar los esfuerzos globales contra la pandemia, aumentar las vacunaciones en el mundo, proteger a la población más vulnerable y prevenir futuras catástrofes.