La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó la primera definición clínica oficial de la enfermedad post COVID-19, también conocido como COVID-19 persistente, COVID-19 largo o COVID-19 de larga duración– acordada tras una consulta mundial y publicada para facilitar el tratamiento de los enfermos.

Según la definición de la OMS, el COVID-19 de larga duración  la contraen personas que han tenido infecciones, confirmadas o probables, de coronavirus.

Suele aparecer “normalmente tres meses después del inicio del COVID-19. Los síntomas duran al menos dos meses y no pueden explicarse por un diagnóstico alternativo”, explicó la doctora Janet Díaz, jefa de gestión clínica de la OMS.

La doctora Díaz explicó que los síntomas incluyen “fatiga, dificultad para respirar, disfunción cognitiva, pero también otros que generalmente repercuten en el funcionamiento cotidiano”.

Los síntomas pueden ser de nueva aparición, tras la recuperación inicial de un episodio agudo; o bien, pueden persistir desde el inicio de la enfermedad. Además, los síntomas también pueden fluctuar o puede haber recaídas con el tiempo”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here