Un estudio dado a conocer en la revista de la asociación médica de Canadá (CMAJ) señala que la mayoría de los pacientes en hemodiálisis no desarrollan los anticuerpos adecuados tras recibir la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 y necesitan, por tanto, las dos.

El estudio, realizado por científicos del Instituto de Investigación del Centro de Salud de la Universidad McGill de Montreal, recomienda que los pacientes en hemodiálisis reciban la segunda dosis tres semanas después de la primera.

“Una sola dosis de la vacuna BNT162b2 (Pfizer) no produjo la respuesta de inmunidad humoral en la mayoría de los pacientes en hemodiálisis sin una infección previa de SARS-CoV-2, incluso después de una prolongada observación”, concluyó el estudio.

“En aquellos con infección previa de SARS-CoV-2, la respuesta de anticuerpos se retrasó. Aconsejamos que los pacientes que reciben hemodiálisis sean prioritarios para una segunda dosis de BNT162b2 en el intervalo recomendado de tres semanas”, terminó señalando.

El estudio recuerda que las personas que tienen que recibir hemodiálisis son especialmente vulnerables porque tienen que salir de sus hogares tres veces a la semana para recibir tratamiento en centros hospitalarios y sus índices de mortalidad por el COVID-19 se sitúan entre el 20 por ciento y el 30 por ciento, 10 veces superior al de la población general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here