Un equipo de investigadores de la Universidad de Washington ha constatado que las células inmunitarias humanas tienen un sistema de “alarma natural” contra el VIH, un hallazgo que abre la puerta a una posible fórmula para erradicar la infección latente del virus.

El tratamiento del VIH ha mejorado enormemente en los últimos 30 años y la esperanza de vida de estos pacientes es prácticamente la misma que la del resto, aunque deben seguir un régimen estricto de terapia antirretrovírica diaria.

Si no, “el virus saldrá de su escondite y se reactivará”, recuerda la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en Saint Louis (EE.UU.) en un comunicado que detalló que los antirretrovirales impiden que el virus se replique, pero no eliminan la infección.

Ahora, en este estudio publicado en Science, se identificó una posible forma de erradicar la infección latente del VIH que permanece en el interior de las células inmunitarias infectadas: estudiando estas células, los investigadores demostraron que tienen un sistema de “alarma natural” que detecta la actividad de una proteína específica del virus que causa el sida.

Este virus es casi imposible de erradicar porque el sistema inmunitario no puede seguir su ritmo de mutación inusualmente rápido; es algo parecido -dicen los científicos- “a un espía que cambia rápidamente de apariencia para evadir a las autoridades”.