El abogado de Mónica García Villegas, dueña del Colegio Enrique Rébsamen, que colapsó tras el sismo del 19 de septiembre de 2017 y por el que 26 personas murieron, informó que su sentencia de 31 años de cárcel podría ser disminuida al ser acusada de homicidio culposo.

Este miércoles la docente compareció ante un tribunal de apelaciones, en el que su defensa alegó que la escuela a su cargo resistió más de 500 temblores entre 2003 y 2017 y que el desplome se debió a causas de fuerza mayor, lo que no implicará responsabilidad para la imputada.

Rosendo Gómez, abogado de García Villegas, abundó que en alrededor de tres días hábiles debería emitirse una sentencia por parte del tribunal.

Espero en el escenario más optimista la inocencia de la maestra, mi siguiente escenario es una pena de seis a ocho años; no más”, comentó el defensor a Milenio.

La reparación por daño seguirá siendo de 500 mil pesos por víctima.